Archivo de la etiqueta: calabacín

Alboronía

Ingredientes

  • 4 berenjenas,
  • 1/2 Kg. de calabaza,
  • 1 calabacín pequeño,
  • 1/2 Kg. de tomates,
  • 1 cebolla grande,
  • 3 dientes de ajo,
  • 1 cucharadita de pimentón dulce,
  • 1 cucharada de vinagre,
  • aceite de oliva,
  • sal y pimienta

Pelar las berenjenas, trocearlas en dados y salar ligeramente para que vayan soltando el agua. Dejar reposar media hora y escurrir bien.

Pelar la calabaza, cortarla en dados y cocerla en agua con un poquito de sal unos 10-15 minutos. Pelar los tomates y picarlos en dados. Trocear el calabacín sin pelar, pelar y picar la cebolla, pelar y filetear los ajos. Poner todo en una cazuela y sofreír. Cuando la cebolla esté dorada, apartar la cazuela del fuego, añadir el pimentón, el vinagre y la pimienta y mezclar todo. Poner la cazuela nuevamente al fuego y añadir el tomate. Rehogar unos minutos.

Añadir la berenjena y la calabaza y corregir de sal. Cocer tapado unos 15-20 minutos mas, a fuego lento.

 De origen árabe (al-baraniyya), Néstor Luján la consideraba la madre de todos los pistos.

Ensalada de calabacin, atún y anchoas

Ingredientes

  • 2 Calabacines                                                  
  • 1 Lata de anchoas
  • 1 Lata de atún                                                 
  • Sal
  • 1 Limón                                                           
  • Perejil
  • Aceite                                                             
  • Vinagre
  • Pimienta                                                         
  • Aceitunas negras

Filetear los calabacines en rodajas de 1 cm.  Escaldar en agua hirviendo con 2 rodajas de limón durante 2 min.  Escurrir y espolvorear con perejil. Colocar en una fuente.  Poner encima las anchoas y el atún.  Aliñar con aceite, vinagre, sal, pimienta y aceitunas.

Quiche de Calabacín

Ingredientes

  • 1 lámina de pasta brisa ó de hojaldre
  • 1 ó 2 calabacines
  • 200 ml. de nata
  • pimienta blanca
  • sal
  • mantequilla o margarina
  • 200 gr. de queso rallado (gruyere ó emmental)
  • 1 huevo

Estira bien la pasta, extiende en un molde de tarda y pínchala bien por todas partes con un tenedor (es para evitar que se abombe en el horno). Precalienta el horno a temperatura 200º e introdúcelo durante unos 10/15 min. Saca antes de que se dore.

Mientras, corta los calabacines en rodajas no demasiado finas, condimenta con sal y pimienta y (para las que tenéis microondas: ponlo en un recipiente adecuado, pon unas bolitas de mantequilla repartidas por encima, cubre bien y hazlo a potencia máxima 5 min. aprox.) echa en una cazuela en la que habrás derretido la mantequilla previamente. Saltea hasta que comiencen a cambiar de color. Deja enfriarse.

Entre tanto, cubre el fondo del molde con parte del queso rallado. Bate el huevo y la nata, salpimenta. Coloca las rodajas de calabacín en círculo dentro del molde, como si fuera una tarta de manzana. El líquido que hayan echado los calabacines al hacerse, añádelo a la mezcla de huevo y nata y echala por encima, procurando que queden cubiertos. Espolvorea con el resto de queso y haz en el horno, a 200º (15 a 20 min. normalmente). Gratina un momento y sirve. Puede tomarse fría o caliente, de las dos formas está bien.

Crema de Calabacín

Ingredientes

  • 2 Calabacines                                                  
  • 1 Cebolla
  • 1 Pastilla de avecrem                                       
  • 4 Tranchetes
  • 1 Vaso de leche

Trocear la cebolla y los calabacines y cocer en una cazuela con un poco de agua (justo para cubrir) y la pastilla de avecrem.  Cocer tapado a fuego lento aproximadamente 30 min.  Cuando está cocida la cebolla añadir los tranchetes y cocer 5 min.  más.  Pasar por el turmix. Añadir la leche y servir caliente.

También se puede servir muy fría en verano. En la playa sabe aún mejor.

Pisto Bilbaíno

Ingredientes

  • 1 kg. de calabacín
  • 3 pimientos verdes
  • 1 lata de kg. de tomate natural entero
  • 2-3 dientes de ajo
  • 2 cebollas
  • 2 huevos grandes
  • sal
  • una pizca de azúcar
  • aceite de oliva para sofreír

Corta la cebolla, el calabacín y los pimientos en dados (en el País Vasco se utilizan sobre todo pimientos de Guernica, pero estos no pueden encontrarse con facilidad y a precio razonable fuera de él, asi que para esta receta he calculado el equivalente en pimientos verdes del tipo italiano). Filetea los ajos.

Sofríe los ajos, cuando comiencen a cambiar de color, añade las cebollas. Cuando estas empiecen a ablandarse, añade el pimiento y por último el calabacín. Sofríe removiendo sin cesar hasta que el calabacín comience a cambiar de color. Sala ligeramente y añade el contenido de la lata de tomate. Añade una pizca de azúcar, remueve y déjalo hacerse a fuego lento hasta que esté hecho.

Vigila de cuando en cuando para que no se pegue. Sabrás que está hecho cuando el tomate haya tomado un tono ligeramente anaranjado y el calabacín esté tierno. Corrige de sazón en caso necesario.

Bate los huevos y sin retirar el pisto del fuego, añádelos. Remueve bien hasta que cuajen.

Sirvelo acompañado de unos costrones de pan frito